Ir al contenido
Inicio » SELLOS CORPORATIVOS

SELLOS CORPORATIVOS

    Los sellos corporativos son esenciales si querés transmitir una imagen profesional y hacer que tu marca destaque.

    No importa cuanto tiempo llevás con tu empresa, si es grande o pequeña, si tenéss franquicias, o apenas la estás constituyendo, la visión empresarial es algo que inicia con tus sellos personalizados.

    Es a partir de ese momento que comienzas a impregnar tu huella comercial o institucional, literal y metafóricamente, por eso es importante que elijás muy bien lo que quieres hacer y la transformes en un sello que destaque.

    Hacer sellos empresa personalizados es muy útil, es una forma económica, sencilla y eficaz de identificar con tu marca cualquier tipo de objeto, documento o mercancía.

    Podés emplearlos cuando querás y solicitar cuantos necesités… pues tener sellos de diversos tamaños, es genial, así podés adaptarlos según tus necesidades.

    Contanoss un poco sobre ti, tu empresa o asociación y tu proyecto. Así podemos asesorarte mejor y ofrecerte los sellos de empresa que mejor se adapten a tus necesidades.

    Solicitá cotización para tus sellos corporativos personalizados

    Fabricación de sellos corporativos o empresariales personalizados.

    Hacer sellos corporativos personalizados

    Nada es tan básico y fundamental como hacer sellos corporativos personalizados, siempre lo hablamos con nuestros clientes, y es sin duda el primer paso en lo que se refiere a la creación de papelería corporativa e identidad corporativa.

    Una vez que definas el logo de tu marca, hacer sellos empresa personalizados es esencial. Si estás empezando con tu empresa o estás en un proceso de reinvención, en Colorprinter te esperamos con las puertas abiertas.

    ¿Por qué es importante hacer sellos para empresa personalizados?

    No importa cuanto tiempo llevés con tu empresa, si es grande o pequeña, si tienes franquicias, o apenas la estás constituyendo, la visión empresarial es algo que inicia con tus sellos personalizados.

    Es a partir de ese momento que comienzas a impregnar tu huella comercial o institucional, literal y metafóricamente, por eso es importante que elijas muy bien lo que querés hacer y la transformés en un sello que destaque.

    Hacer sellos corporativos personalizados es muy útil cuando empezás porque es una forma económica, sencilla y eficaz de identificar con tu marca cualquier tipo de objeto, documento o mercancía.

    Podés emplearlos cuando querás y solicitar cuantos deseés… pues tener sellos de diversos tamaños, es genial, así podés adaptarlos según tus necesidades.

    Si llevás rato con tu empresa, pero manejás pedidos pequeños, los sellos son una opción magnifica para estampar tu marca de forma económica y práctica.

    Así podés atender otros gastos importantes de tu empresa sin tener invertir grandes cantidades de dinero en packagings muy elaborados, a veces, menos, es más, es allí cuando los sellos pueden ser tus aliados y ser el complemento perfecto para tus packagings.

    Los sellos te permiten personalizar tarjetas, documentos y packaging, así que pronto comenzarás a mover el sentido de pertenencia tanto en ti como en tus trabajadores, clientes y colaboradores.

    Tipos de sellos corporativos

    Jamás existirá un solo tipo de sello, hay muchos: identificativos, para llevar control de documentos, fechadores, recibidos o pagados, cuadrados, circulares, rectangulares, con líneas… entre muchas otras opciones, que son siempre útiles para tu trabajo diario.

    Pero también hay dos formas de elaborar sellos: artesanal y automáticos. Puedes elegir cualquiera de los dos, o los ambos ¿Por qué no? Dependerá de tu presupuesto y el ritmo de trabajo que se lleve en tu empresa, ya que uno artesanal puede manchar y dejar imprecisiones si hay mucha demanda de entregas… Pero uno automático puede ser poco legible es algunas superficies si haces entregas en cajas.

    El sello que elijás debe ir acorde al tipo y ritmo de trabajo, así como a las superficies en la que se usará. Pensá muy bien para que lo necesitarás y la frecuencia con la que lo usarás, este aspecto también será determinante.

    No descartés la facilidad de uso de un sello automático ni la nitidez de un sello artesanal, ambos son excelentes, así que pensalo muy bien.

    También hay sellos de bolsillo, que son ideales para médicos y abogados, por ejemplo, pues como su trabajo amerita de aplicarse en hojas de papel tradicional, no tendrán problema en usarlo y en especial, llevarlo contigo ante cualquier emergencia o trámite legal de último minuto.

    ¿Cómo elegir tu sello corporativo?

    Cuando vas a adquirir un sello, debés tener presente la cantidad de líneas o el espacio que necesitarás, de eso dependerá que tan ancho será, o en todo caso el diámetro de tu sello, ya sea que se trate de un logo o bloques de texto.

    Por lo tanto, para hacer sellos empresa personalizados, necesitamos que definás primero lo que necesitás, así podemos sugerirte y acordar el modelo y las dimensiones que tendrá.

    Podés pedirlo para 2, 3, 4 o hasta 10 líneas de texto.

    Los fechadores, por ejemplo, suelen ser de dos líneas. Mientras que los de “Recibido” o “Pagado” suelen ser los más pequeños, pues ameritan solo una línea. Los más grandes por lo general, son los que llevan el logo, ya sea rectangular, cuadrado o circular.

    ¿Cómo cuidar tus sellos personalizados?

    Estas herramientas tienen una ventaja y es que cada cierto tiempo puedes limpiarlo sin que se dañe. Lo mejor es usar alcohol o agua para limpiarlos, por supuesto suavemente, así podrás preservarlo por mucho tiempo.

    Usualmente, los sellos empresa personalizados pueden durar 3 años, aunque dependerá del cuidado que le tengas, pueden durar más si los usas con cariño como el día 1 cuando lo estrenas… y él seguirá tan nítido como entonces.

    Ese día 1 es normal que debás usarlo varias veces, pues al estar nuevo debe impregnarse muy bien de tinta, eso sí, no necesitás aplicar fuerza para llenarlo de tinta, esta no debe rebosar o será una desastrosa experiencia, debes ser sutil.

    Cuando aplicás la cantidad justa, se estampará perfectamente y lucirá nítido tu sello, solo haz pruebas hasta logres apreciar todos los detalles de tu sello y determines la cantidad correcta de tinta que tu sello necesita… Solo debés practicar como cuando aprendiste a firmar ¡Encontrarás el punto exacto en que te sientas conforme!

    Ten presente que cada sello es distinto, según el grabado, algunos necesitarán más tinta y otros menos.

    ¿Ves que tienes mucho que pensar primero? Esperamos tu llamado una vez que lo tengas decidido, o si querés que ayudemos a definir lo que quieres y satisfaga tus necesidades…

    Nuestro equipo quiere que estés feliz y conforme con tú decisión, después de todo cada vez que pongás tu sello, estarás escribiendo tu historia empresarial ¡Te acompañará por mucho tiempo!